Porqué deberías escribir.

Tantas razones para escribir. Para recordar y no olvidar, para descansar, para decir, para contar, para que alguien sepa lo que pasó o para que sepa quién eras antes. Escribir es un ejercicio de soltar, de vaciar, de dejar ir. Escribir es poner en un lugar mejor lo que no está cómodo en el lugar en el que está. Es decir finalmente lo que no habíamos querido decir.

Podría relajar, ayudar, solucionar, pero digo podría, porque hemos dejado pasar tanto tiempo sin escribir, que ahora parece aterrador. Ahora escribir asusta. Al menos a mí me lo parece.

Antes, la gente se conocía a través de cartas, se enamoraba con palabras escritas que iban y venían, que tardaban semanas en llegar. Antes las confesiones se hacían a mano, la vida se contaba despacito y en muchas hojas, las despedidas se hacían por escrito.

Era delicioso y emocionante recibir una carta. Más aún, responderla y ponerla en el correo. Imaginar el momento en que la otra persona la recibiría. Esperar con ansias la respuesta. Dichosa soy de haberme enamorado por primera vez antes de que existiera internet.

Las palabras en papel retrasaban las noticias, pero eso era parte de la hermosura que llegaba en el sobre. Eso era lo que obligaba a decir más, a escribir con detalle, con esmero, a vaciar los sentimientos. No sé si era más fácil o más difícil, pero la gente lo hacía. Ese era el recurso.

A veces pienso que yo no existiría si mi mamá no le hubiera enviado esa carta de reclamo a mi papá por no haberle escrito después de que se conocieron. Yo existo porque “un buzón no paraba de llorar, porque estaba vacío”. Eso decía la carta, figúrese qué cosa más bonita.

Podemos escribir cartas o historias. Escribir planes, agendas, metas, encargos, pendientes, favores. Escribir para decir, para dejar huella, para que alguien, dentro de muchos años, encuentre nuestras palabras y se sorprenda y trate de armar la historia y añore que hubiéramos escrito un poco más.

Escribamos más. Tal vez lo dicho no le guste a alguien, o tal vez sí. Guste o no, el lector habrá leído y el escritor habrá hecho disponible un pedacito de sí para quien quiera. Y eso me parece suficiente razón para hacerlo.

Para mí, escribir es un masaje para el corazón. ¿Usted hace cuánto que no le escribe una carta a alguien? ¿Hace cuánto que no pone por escrito algún sueño?

Hay algo mágico en escribir. Escribir sana, estructura, aclara y declara. Escriba, le hará bien.

——–

Este mes una de mis bloggeras favoritas, Aniko Villalba, ha propuesto un proyecto de 30 días de escritura. Un ejercicio para escribir un ratito cada día, máximo 30 minutos. Ella dispara un tema diario. Temas sencillos: la historia de una cosa, una carta a tu yo del pasado, la descripción de lo que pasa en una foto, etc. El ejercicio es personal, no es necesario publicarlo en ningún lado, es un simple espacio de relajación y creatividad. Lo recomiendo ampliamente. Aquí más info –> escribir.me

proyecto-30-dias-de-escribirme

P.D. Por si fuera poco, está comprobado científicamente que escribir – a mano – ayuda a desarrollar una mayor capacidad para generar ideas nuevas y retener información, retrasa el proceso de envejecimiento del cerebro y ayuda a mejorar la capacidad de concentración. Escribamos.

2 Respuestas a “Porqué deberías escribir.

  1. Una de las cosas lindas que me ha dejado el correr es escribir, lo cuál me sorprendió, ya que nunca pensé que podría hacerlo… empecé después de correr Boston el año pasado y a partir de ahí he escrito algunas entradas… me gustaría escribir un poco más pero hasta el momento sólo he hablado sobre carreras en las que he participado ya que de repente escribo pero pensamientos o cosas pero no ahondo más en ellas, se quedan guardadas para que en algún momento las pueda retomar, pero creo que este año debo darme un tiempo para escribir más…. Gracias por tus palabras Vero 😀

    Me gusta

  2. Hola,¿cómo estás ? Así decía unas de mis tantísimas cartas de adolescentes ,buscando palabras amistosas en cualquier lado del mundo,esperando en otros casos palabras,siempre escritas,de amor,donde mi corazón daba un vuelco al abrir el buzón y encontrar ese sobre con esa letra que tanto conocía ,con ese sobre entidad de mi amiga,de mi amada…me las guardaba como un tesoro,allí en mi rincón privado de mi habitación las leía,esas cartas que curiosamente contestaba a partir de las 12,quizás las 18,no sé por qué esas horas, solo sé que era el momento de volar,con mis manos ágiles ,mi espíritu aventurero,mi mente al unísono con mi corazón ,siempre este,plasmando todo mi sentir en aquel papel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s