Qué pasa si dejas de comer azúcar por más de un mes.

Inicia la sexta semana del experimento “8 semanas sin azúcar” y este es el recuento de las semanas 4 y 5.

Llevo más de un mes sin consumir prácticamente nada de azúcar. Nada de azúcar granulada blanca o mascabado, nada de miel de ningún tipo, nada de edulcorantes, nada de fructuosa. El azúcar que consumo proviene de verduras como el betabel y la zanahoria, y de la lactosa presente en el yoghurt y en el chorrito de leche en mi café.

¿Sabes qué me ha pasado por dejar de comer azúcar durante más de un mes? Nada de lo que pensé que me pasaría. No, no me he vuelto loca, en realidad lo único que me ha sucedido son cosas positivas. Cinco nuevos hallazgos, el quinto el más importante. Sigue leyendo.

Las semanas 4 y 5 fueron las más difíciles, pero las más satisfactorias. Difíciles porque se me cruzó una boda (con menú de 5 opciones de postre que se veían espectaculares) y un viaje a un destino centroamericano cuyos principales atractivos gastronómicos incluyen plátano en todas sus posibles versiones. Imagina: pan de plátano en todos los menús, en las tiendas de conveniencia, en cualquier esquina. Habiendo dicho eso, te cuento lo que te podría pasar si dejas de comer azúcar durante más de un mes:

1. Aprender a hacer elecciones saludables al comer en un restaurante (¡y disfrutarlas!)

Tú eres el comensal, la responsabilidad de lo que comes es tuya (no de quien prepara tus alimentos) y está en ti la decisión e investigación para hacer elecciones saludables. Qué pedir en un restaurante: Pescados y carnes al horno o a las brazas, empapelados, ensaladas sin aderezo (pide aceite de oliva o aceitunas, vinagre, limón). Evita platillos con salsa de tomate, es seguro que la salsa tenga azúcar refinada añadida (1 taza de puré de tomate procesado = 3 cucharadas de azúcar, ni hablar de la cátsup: de 4 cucharadas, tiene 3 de azúcar).

Me he vuelto una pequeña pesadilla de meseros y chefs contrariados por mis preguntas: ¿Sabe si la receta lleva catsup? ¿El aderezo tiene miel? ¿Podría excluir la salsa del platillo que con tanto amor ideó, estimado chef?

2. Encontrar opciones de postres sin azúcar saludables y deliciosos.  

Sigo percibiendo muy dulces los alimentos que son naturalmente dulces. Así que por increíble que pueda parecer, algunas verduras me resultan opciones de “postre” deliciosos: Betabel con yoghurt natural y canela. Calabaza de castilla cocida, con canela y nuez (y si pones todo esto en un sartén con poquito aceite de coco es una de-li-cia).

3. Aprender los distintos nombres que tiene el azúcar presente en alimentos procesados.  

Tal vez compras unas galletas o un yoghurt que tienen la leyenda “sugar free” en el empaque y crees que es súper saludable y “dietético”. Te tengo una mala noticia, si dice cualquiera de las siguientes palabras SÍ tiene algún tipo de azúcar: glucosa, sacarosa, maltodextrosa, dextrosa, maltosa, malta, melaza, malitol, sorbitol, jugo evaporado de caña, jugo evaporado de (cualquier fruta aquí), jarabe de maíz de alta fructuosa, jarabe de arroz, jarabe de (casi cualquier cosa). Peor aún si la lista de ingredientes incluye edulcorantes: acesulfame, aspartame, etc. Los edulcorantes artificiales generan en tu cerebro e hígado casi la misma reacción que cuando consumes azúcar, es decir: incremento de insulina y por lo tanto acumulación de grasa.

4. Tener energía TODO el día.

No me cansaré de repetir este gran beneficio de reducir o eliminar el consumo de azúcar. Te das cuenta de la inestabilidad de energía en la que vives hasta que tienes un nivel de energía estable todo el día. El antojo/cansancio de media tarde, desaparece. No pasa de la noche a la mañana, la fórmula es bajarle al azúcar y SUBIRLE a los vegetales, grasas saludables y proteínas para garantizar niveles de energía estables. Los primeros días sin azúcar tu cerebro puede hacerte creer que la NECESITAS, tú y tu cerebro recuerdan que el recurso para “elevar” tu energía es ese. A veces la caída de energía (o fuerza física) viene acompañada de caída de ánimo, mal humor. Y claro, hemos aprendido que un chocolate lo soluciona casi todo. De ahí mi siguiente hallazgo, el más importante.

5. Descubrir que en realidad NO NECESITAS el azúcar para operar en tu vida diaria.

No pretendo sustentar este hallazgo desde el lado fisiológico/nutricional, no tengo suficiente conocimiento para esto. Es claro que el cuerpo necesita energía, calorías, nutrientes. Mi descubrimiento va más del lado mental, ideológico, tal vez filosófico. Me refiero a la creencia de que NECESITAMOS AZÚCAR como PRETEXTO para consumirla. Yo era de las que decía “qué triste la vida sin azúcar”, “la mejor parte de la comida es el postre”, “la mermelada me da felicidad” “imposible salir a correr sin antes comer un pan con Nutella, ¿si no, de dónde voy a sacar energía” y mi más arraigada creencia: ¿cómo voy a viajar a algún lugar y no probar todo, cómo no comer el postre típico? ¿cómo desaprovechar la oportunidad? – Recientemente descubrí que ESA creencia me hacía sufrir bastante, me causaba ansiedad. Me hacía sentir que estaba “desaprovechando” mi oportunidad, que era un desperdicio estar en un lugar y privarme de algo. Mi creencia venía desde un sentimiento de privación, de negación, de carencia.Resulta que después de 5 días viajando por banana-land, no probé el plátano frito, ni fresco, ni el panqué y sabes qué pasó: NADA. No sentí que estaba desaprovechando, sino eligiendo diferente a favor de mi salud y de mi convicción por terminar mi experimento. Sigo creyendo que la gastronomía de un lugar es una buena forma de conocerlo, pero no la única ni la más importante. Conocí de muchas otras formas el lugar, disfruté de cada uno de los platillos que probé e incluso vi a otros comensales saborear postres sin sentir que estaba “desperdiciando” mi oportunidad. Los vi disfrutar tanto, que lo disfruté. Disfruté mi oportunidad de decidir y eliminar una creencia equivocada.

¿Qué sigue?

Tres semanas más para terminar el experimento. Las semanas 6, 7 y 8 están planeadas para reincorporar la fruta en pequeñas cantidades, y observar con detenimiento cómo reacciona el cuerpo ante esto. También reincorporaré el chocolate (70% cacao o más) y las hojas de estevia para endulzar algunas cosas. El programa de 8 semanas que estoy siguiendo es guiado por nutriólogos, médicos y entrenadores. (Aquí más info: www.iquitsugar.com) Si quieres intentarlo, te recomiendo que te asesores con un nutriólogo.

¿Por qué lo estoy haciendo? Por una recomendación médica de eliminar el azúcar debido a un desbalance intestinal resultado de varias semanas tomando antibióticos.

Las pasadas tres semanas comí pescado al horno, hamburguesas de salmón, vegetales asados con pesto, noodles de arroz con salmón, pollo al horno, huevos. Muchas recetas deliciosas.

Aquí algunas fotos de los platillos del menú de semanas, algunas mías y algunas de la página de “I quit sugar“:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para comprar el libro de recetas sin azúcar o unirte al próximo programa de 8 semanas, puedes dar click aquí.

Te invito a conectar conmigo en las redes sociales para aclarar cualquier duda y que estés al tanto de avances, recetas y fotos lindas:

Facebook: Lo que veo mientras corro
Twitter: @verovelz / @mientrascorro
Instagram: @verovelz

IMPORTANTE: No soy nutrióloga ni esto representa de ninguna manera una recomendación nutrimental. Comparto mi experiencia para quien le resulte útil, pero si quieres intentar este experimento, mi sugerencia es que te asesores con un médico o nutriólogo. 🙂

Aquí mi experiencia después de 8 semanas sin azúcar: El resultado.

44 Respuestas a “Qué pasa si dejas de comer azúcar por más de un mes.

  1. Hola!!! Sabes? Te entiendo perfecto, yo tambien estoy intentando algo similar. Mi idea surgio al tropezarme con este libro: the big fat surprise… Basicamente son nuevos estudios que dicen que lo que nos hace engordar coml tal no son las grasas saturadas. Lo q nos perjudica terriblemete son azucares, fructosa y el trigo, granos enteros y refinados. Por otro lado, debemos consumir mas carne, semillas, mantequilla, leche entera. Ojalale puedas hechsr un vistazo y darme tu opinion. Esta en google books. Saludos!

    Me gusta

    • ¡Hola, Ale!

      No había oído del libro, pero justo estoy leyendo uno muy parecido que se llama Cerebro de Pan (te pongo la liga abajo). El autor es un médico neurólogo que ha visto importantísimas mejoras en sus pacientes con problemas neuronales y cardiacos. Además, asegura que la mezcla de grasas y carbohidratos es lo que causa estragos en el cerebro y en el corazón.

      El libro es bueno, sin embargo el doctor no muestra ni un poquito de apertura a otras posibilidades diferentes a sus planteamientos y aún cuando justifica todo con estudios científicos, me parece que muchos son a base de “observaciones” y no estadísticas representativas. En fin, interesante, pero no le creo TODO. 🙂

      Sigo creyendo que lo mejor es el BALANCE, comer menos comida procesada, más comida real (en su estado natural) y sobre todo saber escuchar lo que es bueno para tu cuerpo. Cada quien es diferente.

      ¡Saludos!

      Grain Brain http://books.google.es/books?id=rlZJAgAAQBAJ&pg=PT6&dq=grain+brain&hl=es&sa=X&ei=mVVdVIaiAYyryAT54YCgCA&ved=0CCkQ6AEwAA#v=onepage&q=grain%20brain&f=false=

      Me gusta

    • sabias que cambio la paradoja_ sabias que estudiando los resultacos de muchos pacientes en francia donde se consume mucha grasa se dieron cuenta que no afectaba al corazon ni a la salud.
      dejen de darles de comer a los klaboratorios y medicuchops, carniceros.

      Me gusta

    • Gracias, Alfonso. Estoy haciendo el experimento por una cuestión de salud, así que no está resultando complicado considerando que me siento mejor (¡eso es muy motivante!).

      Abordar la nutrición y nuestra relación con la comida desde el amor a nuestro cuerpo y nuestra salud hace que comer saludable sea una delicia. 🙂

      Me gusta

      • Hola Vero!!,

        topé con tu blog de casualidad pero me alegro mucho de haberlo encontrado! A veces, lo ue encontramos sin querer suele ser lo más interesante. Justo ahora me encuentro casi que en mi séptima semana sin consumir gluten, azúcar ni lácteos por un motivo de salud, quizá sea el mismo que tú mencionas…
        Las primeras semanas eran agobiantes por la falta de información que tenemos sobre alimentos alternativos totalmente saludables y naturales, como son la quinoa (que ahora está empezando a verse más), el trigo sarraceno, el amaranto, los valores nutricionales tan positivos del simple ajo, la cúrcuma y otras especias maravillosas.
        Para mi, la cuarta y quinta semana también se hizo un poco más difícil por cambiar de casa y desubicarme, chocar con un ritmo de alimentación totalmente diferente al que llevo yo (que es el que lleva mi familia), pero poco a poco, esto va a más y a mejor. Además, al principio no podía consumir frutas (por el azúcar, la fructosa), ni alimentos que tuviesen un alto porcentaje glucémico. Ahora, una vez pasadas estas semanas, voy incorporando más alimentos poco a poco.
        Como podrás ver, llevo un blog de pastelería, porque desde siempre me ha encantado hacer cositas, así que hice un curso de pastelería y me pasa esto!! jejeje, pero, ¿sabes qué?, que todo pasa por un motivo y que gracias a ese motivo he podido experimentar un modo de vida mucho más saludable y del que seguiré informándome muchísimo más, tratando de difundirlo por los míos y los que me lean.
        Será un proceso lento pero, al final, como tu mencionas, te preguntan: ¿y qué haces?, ¿cómo te sientes?, ¡no entiendo cómo puedes hacerlo, yo moriría!.
        Jajaja, yo también decía eso…, así que me he echado unas risas al leerte.
        Ha sido todo un placer. De momento, sigo elaborando lo que aprendí, lo que implica un CON azúcar y harinas refinadas, porque la pastelería es mi pasión. Pero, ahora la cosa va cambiando y siempre que veo una receta, trato de darle perspectiva y estudiarla para abrir nuevas puertas.

        Te envío un beso y un abrazo muy fuerte!!
        Lo que me queda es volver a correr!! jejeje

        Me gusta

  2. Hola, me encontré con un link hacia tu entrada en el blog en google y me llamaron la atención dos cosas: la primera es que tienes facilidad para describir lo que percibes en la vida de una manera contagiosa, no creo que sea como para poder escribir un “best seller” pero si te esfuerzas mucho, mucho, mucho, en unos 10 años tal vez estarías escribiendo artículos en alguna revista de prestigio y tal vez en 20 años un bueno libro 🙂 , los segundo es que me aterra que alguien sin criterio (joven) lea tu blog, siempre he creído que Internet es un medio bien poderoso para aprender cosas nuevas o bien para arruinar tu vida, y lo que me pone “de malas” es leer este tipo de (des)información, recomiendo a cualquiera que vea esta entrada del blog, un documenta que se titula “Sugar vs Fat” , lo encuentran en Netflix , en el cual dos personas muy similares se someten a dietas bajas en azúcar o en grasa, la que es baja en azúcar realmente es aterrador el resultado!!!.
    Obviamente Veronica se podrá defender diciendo que nunca quiso ser experta en temas de nutrición o algo así, pero de algún modo ese texto puede ser mal interpretado por una jovencita (holgazán que no quiso leer libros especializados y prefirió el texto breve de un blog en el que aparezca foto del autor delgado, del cual no tiene idea de su vida, si hace mucho ejercicio , si no hace, si tiene una vida solitaria, si tiene una vida plena, si se divorció y por eso decidió emprender una vida loca, etc.). Me parece que estos textos sólo sirven para “entretener” a algún “sin que hacer”, porque no aportan absolutamente nada, por favor, si van a escribir un blog, sean más “profesionales” y expliquen siempre el contexto de sus comentarios, pues hay mucho jóvenes descarriados que buscan respuestas rápidas.
    Veronica: tu “energía” después de no comer azúcar es por el tema relacionado a alimentación ácida o alcalina, no por dejar de comer azúcar.

    Saludos.
    David.

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario, David.

      Mi dieta dista mucho de ser alcalina en este momento, sin embargo es muy balanceada, simplemente elimina el azúcar refinado.

      El experimento lo hago por cuestión de salud y lo comparto por si a alguien le resultara útil y porque finalmente internet (por peligroso que parezca) es justo un medio libre para compartir, ¿cierto? 🙂 Ojalá que quien me lea solo por “entretenerse” no sea alguien tan “sin que hacer” como para no investigar un poco más. Y si es así, dudo que mi texto impacte al grado de cambiar los hábitos de alguien y afectar su salud. Dejar de comer productos sin azúcar es mucho más difícil de lo que parece.

      En fin, gracias nuevamente. Seguiré echándole muchas ganas para llegar al libro, porque afortunadamente ya estoy escribiendo en una revista de prestigio. 😉

      Me gusta

  3. Pues cada quien sus teorías lo que si puedo decirles es que existe un documental muy bueno donde 2 hermanos gemelos, doctores, se ponen a prueba 1 come PURA GRASA 1 mes (todos los alimentos con grasa o que el cuerpo lo convierte en grasa) y el otro PURA AZUCAR (todos los alimentos con azucar o lo que el cuerpo convierte en azucar).

    El que consume grasas se encuentra torpe, lento, cansado, agobiado y estresado, mientras que el que consume azucar todo lo contrario, ambos terminando el experimento pierden kilos y masa muscular (nada bueno lo segundo)… AHORA QUE dicen que lo que hace que nos pase todo lo que comentas es la combinación de AMBAS cosas, o sea azucar con grasa por ejemplooo Helado.

    NOTA IMPORTANTE: El cerebro consume AZUCAR para seguir funcionando y lo más seguro es que no te diste cuenta porque lo que estás consumiendo tu cuerpo lo convierte en azucar, los vegetales se convierten en azucar y también las pastas y carbohidratos, todo esto se transforma en azucar en tu sangre, así que no digas que NO ES BUENO COMER AZUCAR cuando lo único que has hecho es empezar a consumirla de otra manera.

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario, Luis.

      Ya vi el documental, es muy interesante. Sin embargo lo que los gemelos hicieron dista mucho del programa que yo estoy siguiendo.

      Yo sigo una dieta balanceada, que incluye todos los macronutrientes que el cuerpo necesita, solamente excluye el azúcar refinado (y los productos que lo contienen, ej. refresco = ocho cucharadas de azúcar).

      Justamente la falta de balance es lo que puede hacer mucho daño y hoy en día, la cantidad de alimentos procesados que hay en el mercado hace que sea MUY fácil perder la cuenta de la cantidad de azúcar y grasa que consumimos.

      Comparto el experimento por si a alguien le es de interés, pero no podría hacer recomendaciones nutricionales porque no soy nutrióloga.

      ¡Gracias nuevamente por leer mi nota y por tu comentario!

      Felices carbohidratos, jaja. 🙂

      Me gusta

  4. La azúcar es buena hablemosdeazucar.com
    No le den en la torre a productos verdaderamente buenos y naturales. Moderadamente obvio. De acuerdo a los otros tipos de azúcar pero la natural hace mucho bien.
    Gracias.

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario, Carol. La liga que me compartes no funciona, ¿tienes la dirección correcta?

      El experimento que estoy haciendo es por una cuestión de salud. Por el momento, para mí es muy benéfico no comer azúcar refinada (ni productos que la contengan). Sin embargo, como bien mencionas, lo NATURAL hace mucho bien. 🙂 Como alimentos que me aportan azúcar natural, como son las frutas, el betabel, la zanahoria, etc.

      ¡Saludos!

      Me gusta

  5. Buenos días Verónica,
    ¿Estás también controlando el consumo de otros hidratos de carbono “casi-azúcares” con origen en harinas refinadas?

    Yo hace tiempo que eliminé casi todos los azúcares de mi dieta y últimamente también pastas y arroces no integrales. Casi todo el azúcar que necesito proviene de la frutas y verduras no procesadas y hago ejercicio a diario con mucha intensidad (soy corredor de montaña). No solamente no noto que me falte “energía”, sino todo lo contrario. Mi cuerpo se ha habituado a no tener picos glucémicos y cuando he tomado algo azucarado durante el ejercicio, si bien al principio tengo una “subida”, luego me viene un “valle” que me deja completamente flojo.

    En general, por lo que sé, tanto el azúcar como la sal añadidas son innecesarias en una dieta equilibrada y completa.

    Enhorabuena por por tu experimento 🙂

    Me gusta

    • ¡Hola, Manu! El experimento recomienda el consumo de otros hidratos de carbono, pero de buena calidad. Es decir, nada refinado, nada “blanco”. Algunas recetas se hacen con harinas de garbanzo, arroz integral o trigo sarraceno (que en realidad es una hierba). También se consume azúcar de raíces como el camote y la zanahoria. La intención es comer comida real, nada procesado y chatarra.

      Y así, como bien dices, el nivel de energía es estable durante todo el día. Es increíble lo que se siente.

      ¡Gracias por leerme!

      Saludos 🙂

      Me gusta

  6. Hola Verónica, ¿cómo estás?. Felicitaciones por haber logrado este experimento. La verdad que me parece bárbaro y quiero ponerlo a prueba en unos días. Ya hace tiempo dejé de consumir todo aquel alimento que contenga harina y también dejé de lado la sal. Quisiera saber si en las primeras semanas ¿puedes consumir frutas?, porque lo que entendí es que a partir de las últimas tres semanas puedes empezar a consumir frutas en porciones pequeñas.
    Muchas gracias! Saludos.

    Me gusta

  7. Pingback: 8 semanas sin azúacar (segunda vuelta) | loqueveomientrascorro·

  8. Pingback: 8 semanas SIN AZÚCAR (segunda vuelta) | loqueveomientrascorro·

  9. Hola, tengo una duda, leo que casi todos los alimentos contienen azúcar, en sí, ¿cuales son lo que no se deben consumir y que comidas son las más recomendables si se pretende no consumir azúcar durante 2 meses y más?

    Me gusta

    • Hola Alejandra, el experimento que yo hice estuvo basado en el programa de “I quit sugar” (www.iquitsugar.com), en su página web puedes ver algunas recetas del plan. Cuando te inscribes al reto, recibes 8 semanas de recetas.

      En general la recomendación es alejarte de la comida procesada-empaquetada, que casi siempre tiene azúcar añadida; y comer comida REAL (huevos, carne, pescado, pollo, todas las verduras y vegetales, leguminosas, granos, semillas, cereales integrales como arroz, avena y centeno y grasas como aguacate, coco, aceitunas, etc.)

      Evitar: pan empaquetado, galletas, pan dulce, salsas, aderezos, golosinas, barras de cereal, cereales en caja, etc.

      ¡Suerte!

      Me gusta

  10. No es bueno. El cerebro humano se nutre exclusivamente de glucosa. De absolutamente nada mas. El cerebro de un adulto requiere de 200 mg por dia para funcionar de forma optima, pero el resto de organos y funciones vitales tambien necesitan este azucar. Y si ademas reduces la ingesta de carbohidratos y lacteos, peor! No digo que vayas a morir, seguramente bajaras de peso mientras el cuerpo consume las reservas de grasa del tejido adiposo, pero luego de esto vas a causar un daño irreparable, seras esbelta pero comenzaras a tener fallas en la memoria como primera medida, tus ojos y las funciones cognitivas adicionales se afectaran tambien. Ninguna dieta restrictiva es saludable, en absoluto. El cuerpo requiere de TODOS los alimentos. No es lo mismo el azucar que te da una zanahoria y una remolacha, el cual debe ir al higado y ser luego transformado en glucosa. Por otro lado, la baja de azucares va a causar una disminucion de tu produccion de insulina, la cual como hormona reguladora del azucar deja de producirse por no ser tan necesaria, causando un daño grave a nivel metabolico. Estas bajando de peso, por ahora te sientes bien, pero estas causando un daño gravisimo a tu organismo. Saludos. Luz Stella Caicedo, Medico Neurologa. Fundacion Clinica Santa Fe.

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario, Luz Stella.

      Te cuento que yo NO dejé de comer carbohidratos, el programa que seguí incluye carbohidratos simples y complejos. También incluí lácteos, nunca los eliminé de mi dieta. Pero tuve cuidado de dejar de consumir los que están llenos de almidones y azúcares añadidos.

      Lo único que eliminé de mi dieta fue el azúcar refinado y todos los alimentos procesados con azúcar refinada añadida, que a mi entender no son nada benéficos para la salud.

      La dieta que sigo no es restrictiva, no prohíbe ningún grupo de alimentos. Simplemente elimina la comida chatarra y el azúcar refinado.

      ¿Qué opinas, crees que eliminar azúcar refinado es dañino para el cuerpo y especialmente para el cerebro?

      Me gusta

  11. Hola, al igual que tu empece a dejar de consumir cualquier producto que contenga azucar y azucar granulada, me he sentido muy bien, siempre sentia cancancio al medio dia no dormia bien de noche, ahora no tengo estos problemas. Mi esposo tambien empezo y bajo 5 kilos solo en 7 dias. No esta a dieta pero hemos visto muchos beneificios al dejar el azuca refinada que sera muy dulce, pero envenena nuestro metabolismo. Nosotros comemos fruta (manzanas, duraznos y naranjas) . Y de ahi obtenemos lo dulce de la vida. Por tal motivo viviremos mejor sin azucar.

    Me gusta

  12. Yo llevo con ese estilo de vida para 3 años ya y estoy encantada, aunque soy la rara de cualquier reunión simpre, no me importa porque mi cuerpo me hace saber que está agradecido 😉

    Me gusta

  13. Hola soy Stefania de Ecuador! Me llamo mucho la atención tu experimento y te felicito! Yo estudio medicina y tengo que tener energia para rendir en el hospital y en las aulas a diario contando con los malos habitos alimenticios de saltarse comidas o comer cualquier tipo de comida rapida y aun asi despues del chicolate para tener energias el efecto pasa rapido y sigo con sueño! Me anima mucho tu iniciativa y me gustaria tratar. Ahora la pregunta no consumes ninguna fruta? Cuantas comidas haces al dia? Y como haces con los alimentos que contienen azucares como la leche o el yogurt? Espero con ansias tu respuesta. Saludos.

    Me gusta

    • Hola Stefania, gracias por tu mensaje.
      Te cuento que uno de los objetivos del experimento es regular y mantener estables los niveles de glucosa en la sangre.

      Durante algunas semanas no consumí fruta, pero eso solamente como parte de la “desintoxicación” a la dependencia de algo dulce.

      Ahora que estoy en “mantenimiento” después de las 8 semanas, sí consumo fruta (1 o 2 piezas al día máximo) y procuro acompañar la fruta con alguna fuente de grasa saludable, como nueces, almendras, etc. Esto ayuda a moderar el impacto de azúcar en la sangre.

      Respecto a los lácteos, sí consumí durante el experimento, y ahora también. Los lácteos tienen azúcar natural (lactosa), pero lo ideal es evitar los que tengan azúcar añadida, como los yogurts de frutas. Busca los naturales y revisa que la etiqueta no declare azúcar, dextrosa o edulcorantes. La leche la tomo entera o descremada (deslactosada no, porque generalmente tiene azúcar añadida para compensar el sabor de la lactosa que le eliminan).

      Mucho éxito con tu experimento. Me cuentas qué tal te va.

      Me gusta

  14. Yo hace más de un año que dejé el azúcar blanca en todos los almentos y sí como cosas saladas. El beneficio es impresionante, no solo por la estabilidad emocional que nos proporciona sino porque la mente y el cuerpo están más claros, no vuelvo más con los azúcares si Dios quiere

    Me gusta

  15. Hola, siempre he tenido curiosidad por hacer un experimento así, y desde luego es un reto dado el problema de seleccionar alimentos sin el ingrediente añadido. Es un bonito reto cumplido, felicidades. Por otro lado no estaria mal no obviar en el articulo, aspectos menos interesantes de como actua el cuerpo ante la falta de glucosa en sangre y las consecuencias, si bien para una persona normal puede ser divertido y estimulante lo que dices, para otras podría ser fatal, ya que hay muchas personas asintomaticas que pueden pasrlo muy mal si se desencadena una crisis hipoglucemica. El articulo necesita un parrafo de información y acción contra consecuencias inesperadas. Solo un medico puede aconsejar a un ser humano cambiar su dieta tan drásticamente, es su responsabilidad y puede asumirla, ¿y tú?

    Me gusta

    • Hola, Santiago. Agradezco tu comentario. Efectivamente, si esto no se hace con la asesoría adecuada, puede no ser benéfico para todo el mundo. Por eso aclaro en mi artículo que NO soy nutrióloga, ni profesional de la salud, y cuento mi experiencia para quien pueda funcionarle. Y si bien no soy experta en nutrición, sí hago hincapié en NO eliminar ningún grupo de alimentos. Este plan de alimentación no es una dieta drástica, incluye todo los grupos de alimentos, incluso carbohidratos simples y complejos, por lo que muy difícilmente podría causar una crisis hipoglucémica. Simplemente elimina productos procesados con azúcar añadida y sugiere no agregar azúcar a alimentos naturales. ¡Saludos!

      Me gusta

  16. Bello articulo.muy util.. yo voy transitando mi primera semana sin sal ni azucar..y realmente cuesta ..todo es amargo … pero me hizo el clik y mi cardiologo me aconsejo esto porque mi presion estaba alta..y se corrigio sin medicacion..
    Voy a luchar para modificar mis malos habitos alimentarios..Mi corazon lo necesita.
    Muchas gracias por compartir su experiencia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s