8 semanas SIN AZÚCAR (segunda vuelta)

Esta es mi cuarta semana de una nueva ronda del experimento de ‘8 semanas sin azúcar’ de ‘I quit sugar‘. Realicé el experimento por primera vez de octubre a noviembre de 2014. Me uní de nuevo a mediados de enero del 2015.

Tal vez usted se pregunte qué pasó después de esas 8 semanas, ¿volví al azúcar como antes? ¿me sumergí en un pastel gigante?

La respuesta es: NO. No pude. Mi paladar – ahora recalibrado -, tolera menos el dulce, lo disfruta menos. Mi cuerpo ni se diga.

Eso no quiere decir que no retomé comer un pedacito de chocolate o probar una rebanada de pastel, sí lo hice, pero con poquito me bastaba y en caso de sobredosis, la reacción post-azúcar es sorprendente: baja de energía, frío, dolor de cabeza, vaya, hasta mal humor.

Me di cuenta que aunque mi paladar y mi cuerpo ya no querían tanta azúcar, mi mente me hacía pensar que sí, por varias razones:

1. Por reacción química: azúcar = sistema de recompensa del cerebro activado = cerebro gritando ¡dame más de esto!.

2. Por la gran cantidad de formas de celebrar, premiar y dar amor a través de la comida y especialmente de la comida dulce.

3. Por la creencia errónea de que rechazar lo que alguien te ofrece de comida a manera de demostración de cariño puede ser una descortesía. En realidad, la descortesía es contigo mismo, si no eres lo suficientemente amoroso como para darle a tu cuerpo sólo lo que le hace bien.

Sobreviví las fiestas decembrinas rechazando cortésmente la mayoría de los pasteles y postres. Aceptando probar algo por decisión propia y no por presión. Y dándome cuenta que la vida es muy dulce sin azúcar también, que hay muchas otras formas de dar y recibir afecto, no solamente las azucaradas.

¿Por qué dejar de comer azúcar nuevamente – formalmente – entonces? Porque me siento mucho mejor cuando mi alimentación no incluye azúcar, duermo mejor y tengo más energía durante el día. Porque me gusta como hábito de vida. Así como mucha gente deja el café, el cigarro o algún otro vicio, yo decido dejar el azúcar. Porque he aprendido muchísimo con el programa ‘I quit sugar’, he aprendido a cocinar platillos deliciosos, ha despertado mi inquietud y creatividad para disfrutar la comida real (no la que viene en un empaque), me ha dado la oportunidad de descubrir la cocina de otros países y he conocido “virtualmente” a mucha gente inspiradora que ha solucionado importantes problemas de salud con sólo llevar una dieta libre de azúcar refinada.

¿No voy a volver a comer postre nunca? POR SUPUESTO QUE SÍ. 😀 – disculpe usted las mayúsculas, era importante dejarlo claro – Ahora también, me he vuelto experta en encontrar postres saludables, libres de azúcar refinada que son una delicia. Y esta dulce vida sin azúcar me hizo encontrarme recientemente con la Chef Vanessa Musi, que con su “pastelería noble” me ha acercado a la posibilidad de hornear mis postres favoritos de una forma más saludable. La historia de Vanessa y la forma en que comparte sus conocimientos vale la pena contarse, y así lo haré en próximos días.

La segunda ronda del experimento “8 semanas sin azúcar” ha sido mucho más fácil. Ya sé qué comer, que alimentos procesados evitar porque tienen azúcar escondida: cátsup, aderezos comerciales, salsas empaquetadas, leche de soya o de almendras saborizadas, y obviamente galletas, dulces y bollería).

¿Qué comer en una dieta sin azúcar?
– Vegetales: Muchísimos, de TODO tipo: espinacas, acelgas, lechugas, apio, chayote, zanahoria, betabel, etc.
– Proteína: carne, pollo, pescado, huevos, queso de cabra, yogurt natural
– Carbohidratos: maíz, lentejas, quinoa, frijoles, camote, pan de trigo de centeno o trigo sarraceno, etc.
– Fruta (de la menos dulce): moras, fresas, toronja, manzana verde.
– Grasa saludable: aceitunas, coco, aguacate, linaza, chía, aceite de oliva, mantequilla.

¿Qué le ha pasado a mi cuerpo en la segunda ronda? Sigo teniendo mucha energía, piel muy saludable, duermo muy bien, cero antojos, apetito estable y un poco de pérdida de grasa corporal.

Aquí algunas fotos de lo que he comido en estas primeras 4 semanas sin azúcar:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si quieres saber más del experimento ‘8 semanas sin azúcar’ puedes leer las entradas anteriores:

EXPERIMENTO: 8 Semanas sin azúcar
Qué pasa si dejas de comer azúcar por más de un mes.
Dos meses sin azúcar: El resultado

Te invito a conectar conmigo en las redes sociales para aclarar cualquier duda y que estés al tanto de avances, recetas y fotos lindas:

Facebook: Lo que veo mientras corro
Twitter: @verovelz / @mientrascorro
Instagram: @verovelz

Si te interesa inscribirte a la próxima ronda del programa I quit sugar, puedes dar click aquí

Este texto no representa una recomendación nutrimental. Si quieres iniciar el experimento te recomiendo que te asesores con un experto. Comparto mi experiencia para quien pueda servirle.

12 Respuestas a “8 semanas SIN AZÚCAR (segunda vuelta)

  1. Antes de leer que ya habías encontrado a Vanesa Mussi, justamente pensé en recomendarla porque sé su pastelería noble te ayudaría mucho!! Ella es buenísima 🙂

    Me gusta

  2. A tomar cursos con Vanessa, pq he de confesar que soy Vegana de clóset…y amooo la comida orgánica, natural, libre de quimicos y azúcar…adelante con tu reto y felicidades por se de las pocas personas que valoran su salud 🙂

    Me gusta

  3. Hola Vero. Yo actualmente estoy en mi Semana 1, día 3 de mi meta de 30 días sin azúcares (nada de harinas, azúcar, lacteos, frutas, ciertos cereales, etc). Justo ayer estuve a punto de comprarme esa barra de Linddt 90% cacao y al leer la etiqueta me di cuenta que SI tiene azúcar. Poca, pero tiene. Lo que terminé haciendo fue literal comprar caco orgánico en granos para mis smoothies.

    Me gusta

    • ¡Hola, Ale! Qué bien que te animaste a hacer el experimento, ¿compraste el libro o lo estás haciendo por tu cuenta?
      El chocolate fue lo que más trabajo me costó dejar a mí en las 8 semanas. Durante la semana 1, 7 y 8 sí consumí Lindt 90%. En las semanas 2 a la 6 recurrí a yogurt con cacao orgánico y canela. También hice un día leche de almendras con cacao y mucha canela, ¡sabe delicioso! (hierves la leche con una rajita de canela y es suficiente para “endulzar”). ¡Mucho éxito con tu experimento, es muy revelador! Me cuentas qué tal te va 😉

      Me gusta

  4. Hola, lo hiciste via su programa de ocho semanas o via el libro?
    Estoy pensando hacerlo via su libro pero no sé si será tan motivador como el programa.
    🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s