Lo que vi mientras corría el medio maratón de Ottawa.

El medio maratón de Ottawa fue una experiencia hermosa, fue mi regreso a las distancias largas después de dos años de sólo estar haciendo carreras de máximo 10 kilómetros, lo que también significó mi regreso a la gloriosa carga de carbohidratos, que comencé así antes de subirme al avión…

1 Desayuno - Medio Maratón de Ottawa

…y un viaje que empieza con un desayuno bonito, no puede más que seguir bonito.

Viajar a Canadá para correr vale la pena, es un destino de precio accesible comparado con otras opciones internacionales y la organización de sus carreras es impecable.

Ottawa es una ciudad pequeña, que prácticamente se puede recorrer caminando (pero de preferencia no un día antes de competir), es un lugar con encanto, ordenado, limpio y tranquilo.

La ciudad está ubicada al costado del río Ottawa, que conecta con otro río a través del Canal Rideau. Este canal es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, porque en las orillas, en casi toda su longitud, tiene parques lindísimos y carriles para andar en bicicleta; en verano la gente puede navegar sus 200 kilómetros y en  invierno se congela por completo y se convierte en la pista de hielo más grande del mundo. La población en Ottawa es en su mayoría canadiense, cosa que no pasa en otras ciudades de Canadá, donde hay una mezcla interesante de extranjeros.

Rideau Canal

Irónicamente, mi corredor y yo nos alojamos en un “bed & breakfast” de una pareja de inmigrantes de la ex Yugoslavia, que llegaron en 1993 a Canadá y convirtieron su hogar en un hotelito. Llegar a la casa de una familia es muy diferente a llegar a un hotel, aún y cuando se pague por el servicio. Lillian y Oscar nos recibieron a las 11 de la noche como quien recibe a un familiar que hace años no ve, con abrazos y ayuda para cargar la maleta.

2 Medio Maratón de Ottawa - Bella Notte bed and breakfast

Al día siguiente nos despertó el olor a pan recién horneado, el desayuno en Bella Notte está hecho con amor y se sirve en el comedor, con vajilla de gala y sabores que consienten.

IMG_6268

Lo que siguió fue vivir intensamente 48 horas rodeados de corredores, varios disparos de salida y varias metas, 47 mil finalistas con medalla caminando por las calles. El sábado comenzó con un “fun run”, un trote de 3 kilómetros con algunos corredores y los “rabbits” que marcarían el ritmo durante el maratón.

Rabbits Medio Maratón de Ottawa

El medio maratón de Ottawa es parte de un fin de semana de competencias llamado el “Ottawa Race Weeked”, que ofrece 6 carreras con distancias para cualquier tipo de corredor, incluye un maratón, un medio maratón, 10 kilómetros, 5 kilómetros y dos carreras para niños, una de 2K y un maratón. Este último es muy peculiar porque los niños sí corren los 42 kilómetros, pero lo hacen a lo largo de los tres meses previos a la carrera, acumulando un kilómetro por cada media hora de actividad física que hagan. Los papás de los participantes tienen que ir registrando esto en una cartilla y asegurarse de que sus hijos lleguen al kilómetro 41 antes del día de la carrera, donde completan la distancia del maratón corriendo los últimos 1.2 kilómetros con un gran cierre en la meta.

IMG_7189

Cientos de corredorcitos cruzaron exactamente la misma meta del maratón de los corredores adultos, inaugurándola formalmente. Después con caritas chapeadas presumieron una medalla que les cuelga casi hasta las rodillas.

Todo el sábado y el domingo hay gente corriendo en las calles. El sábado son las carreras para niños  en la mañana y en la tarde las de 5 y 10 kilómetros, con algunas horas de diferencia entre los disparos de salida. El maratón y el medio maratón fueron el cierre de este gran fin de semana, con 5,406 y 14,363 participantes respectivamente. La mayor parte de la ruta de estas distancias es plana y el clima en la ciudad suele ser muy bueno en mayo, pero este año fue un poco diferente, porque una ola de calor provocó que la temperatura llegará hasta arriba de treinta grados, con un cielo despejado, así que todos ganamos un bronceado express además de la medalla.

Parlamento de Ottawa

La organización perfecta, desde la expo hasta la entrega de medallas, se cuidaron todos los detalles, incluso hicieron ajustes en los horarios de arranque de algunas de las carreras para proteger a los corredores del calor.

Los voluntarios hacen un gran trabajo y me impresionó como la comunidad canadiense se volcó a apoyar a los corredores en las calles. Los organizadores invitaron a los residentes de Ottawa a ayudar prendiendo los sistemas de aspersores de riego dirigidos hacia la ruta o mojando a los corredores con mangueras. La petición se hizo unas horas antes de arrancar y el resultado fue un ejército de personas refrescando a los corredores con muchísimo entusiasmo. Las porras fueron divinas, fue muy interesante escuchar apoyo en inglés y en francés, con música, tambores, ollas y cucharas. Los canadienses salieron a las calles, sacaron sillones a las banquetas y apoyaron de principio a fin.

Yo corrí los 21 kilómetros con el método Galloway, que consiste en intercalar caminata y carrera. Es una técnica perfecta para retardar la llegada del cansancio y reducir el tiempo de recuperación. El “rabbit” al que iba siguiendo hizo tramos de 10 minutos corriendo por 1 minuto caminando. Funciona, créame. Llegué feliz a la meta, sin sentirme agotada y mi recuperación fue muy rápida.

El cierre fue perfecto: cerveza, concierto en la meta, una limonada con miel de maple, brincos en una fuente de agua fría…

Y una medalla divina, con una hojita giratoria…

FullSizeRender

Después, subir a un tren para re-conocer Montreal y Quebec, pero eso se lo contaré en otra publicación. Mientras le dejo poquitas fotos de lo que vi mientras corría 21 kilómetros en Ottawa:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Le recomiendo que empiece a planear su viaje para el próximo año, tip #1: monitorear los precios de los vuelos a través de la app Hopper, una súper herramienta para encontrar boletos de avión baratos. 🙂

Te invito a conectar conmigo en las redes sociales:

www.facebook.com/L0queveomientrascorro

Twitter: @verovelz / @mientrascorro

Instagram: @verovelz

 

3 Respuestas a “Lo que vi mientras corría el medio maratón de Ottawa.

  1. Hola Vero,
    No encuentro un artículo que recuerdo habías publicado acerca del método Galloway.
    Me puedes pasar el link por favor.

    Saludos y felicidades!!

    Me gusta

  2. Pingback: Me voy a correr Ottawa – Alin Osuna·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s