De cartas ajenas, horribles instalaciones artísticas y 18km más.

Tres cosas que compartir:

1. La carta ajena.
A mí me gusta leer cartas ajenas. De las de antes, escritas a mano, a papel y pluma. Y hace poco me encontré con la transcripción de una carta que le escribió Gustav Mahler a su esposa, para persuadirla amablemente de no componer música. Una delicia que vale la pena leer y compartir:

“Lo que tú eres para mí es: MI MUJER… tenemos que ser uno en nuestro amor, pero ¿en las ideas? ¡Alma querida! ¿dónde están tus ideas?… tú tienes que ser como yo lo necesito si queremos ser felices…
¿Quieres componer?, ¿por placer o para aumentar los tesoros de la humanidad?
El que compone soy yo y a partir de hoy tú también tienes un trabajo: ¡hacerme feliz!…la configuración de tu vida futura, en todos sus detalles, ha de depender íntegramente de mis necesidades.”

2. La instalación artística “Raíces”, del escultor tapatío José Rivelino.
Según la Secretaría de Cultura del DF, “Raíces” es “una instalación artística, múltiple y simultanea, en inmuebles de valor histórico, artístico y social…”, una “escultura gigante de 1.2 kilómetros de largo que brota en la superficie y viaja imaginariamente de manera subterránea; homenaje a la arquitectura de la ciudad y sus recintos de arte”.

Yo la definiría como una “escultura” horrible, invasiva, innecesaria y molesta. Me preguntaba, quién habría fondeado la construcción e instalación de la tripa gigante, porque se me ocurren varias formas más eficientes de usar ese dinero para homenajear la arquitectura y arte de la ciudad. En http://www.rivelino.com.mx/raices/ me encontré con que el Rivelino tiene muchos patrocinadores. Y aplaudo el apoyo al talento mexicano, enhorabuena por el tapatío, pero, ¿de verdad? ¿tripas blancas?

Querido Rivelino, estoy segura que puedes hacerlo mejor.
Querido hermano, ¿por qué solamente te tocó a ti la habilidad de apreciación al arte?

¿Tú qué opinas?

Más información, aquí: http://www.cultura.df.gob.mx/index.php/sala-de-prensa/boletines/6135-019-12

3. Lo que vi mientras corría 18 kilómetros más.
Varias muestras artísticas callejeras más baratas y agradables a la vista que el intestino del punto anterior:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4 Respuestas a “De cartas ajenas, horribles instalaciones artísticas y 18km más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s